Cómo cambiar un pañal de usar y tirar 

Cómo cambiar un pañal de usar y tirar

14 Agosto 2017

Si todavía comenzó ahora, sepa que va a tener que cambiar muchos, muchos pañales, Cambiará más de 4.000 pañales en el primer año. No se asuste: cambiar un pañal parece complicado, pero, la verdad, se aprende fácilmente y verá que en estos momentos mantendrá con su bebe mucha ternura y tendrá 3990 oportunidades para muchas caricias y mimos. Las otras 10, digamos que son aquellos imprevistos que permanecen para el recuerdo.
Teniendo en cuenta estos números, lo más seguro es que opte por pañales de usar y tirar, aunque los de paño sean más amigos del medio ambiente. Si su hijo tuviese alguna reacción alérgica a los pañales de usar y tirar, tendrá que optar por los de paño.
Para no desesperarse, siga los siguientes pasos:
1. Tenga todo lo que necesita siempre a mano

Pañal limpio, recipiente con agua envida y templada, bastante algodón y eventualmente una muda de ropa, por si las cosas se complicasen. Las toallitas sólo deberán usarse cuando el bebé tiene un mes y dependiendo de la sensibilidad de su piel.

2. Consiga un espacio confortable para el cambio de pañales

Recuerde cuántas veces va a cambiar pañales y vestir al bebé. Un colchón en el suelo sería ideal en términos de seguridad, pero su espalda no lo agradecería. La bancada par cambiar al bebé debe ser un poco más alta que su cintura. Opte por una con compartimentos para tener todo siempre a mano y nunca quitar la mano de encima de su bebé. Es conveniente tener una base impermeable y confortable para la piel por encima del colchón, que podrá cambiar fácilmente si se ensuciase.

3. Desvista al bebé lo suficiente para conseguir quitar el pañal sin ensuciar la ropa

Cuente con los movimientos repentinos que pueden significar cambiar toda la ropa. El bebé debe quedar desvestido de cintura para abajo, para que al mover las piernas la ropa no toque donde está sucio.

4. Los bebés encaran el cambio de pañal de formas diferentes, conforme a sus temperamentos

Hay bebés a los que les gusta y a los que no. Este gesto debe ser encarado como un momento de intimidad en el que, tanto la madre como el bebé, se pueden conocer mejor. Intente estar lo más tranquila posible, cante para él, juegue con su barriguita, dé masajes con aceite si tuviese cólicos, coloque un móvil u otro juego para que se distraiga, - todo para hacerle sentirse feliz. Es importante para la relación futura que estos momentos representen satisfacción para ambos.

5. Abra el pañal, con cuidado si los bordes tienen heces

Asegure firmemente las piernitas del bebé por los tobillos - use toda la mano, sin hacer mucha presión con la punta de los dedos, recuerde que el bebé es muy sensible - y levántelas hasta exponer la región de las nalgas. Aproveche la parte superior del pañal para limpiar lo máximo posible. Recuerde que así como los movimientos son repentinos, lo que sale del bebé también lo es; por eso, es aconsejable usar un pañal de paño, por ejemplo, para cubrir el pene o para colocar debajo del culito, si fuese chica. Retire el pañal sucio para el fondo de la bancada. Puede soltar sus piernas si fuese sólo pipi.

6. Humedezca un poco de algodón en el agua hervida y templada

Para cada zona a limpiar debe coger un trozo de algodón. Si fuese sólo pipi, limpie la barriguita del bebé y con otro trozo los pliegos encima de las piernas, estirando la piel y después la espalda. Si fuese chico, limpie el pene de encima hacia abajo, apartándolo del cuerpo y alrededor de los testículos. Si fuese chica, levante de nuevo las piernas hasta la barriga para exponer la vulva y limpie siempre de adelante hacia atrás, para que no haya proliferación de las bacterias del ano en la vagina, lo que podría provocar una infección. Limpie la zona anal con otro trozo de algodón. Coja un último trozo para una limpieza general en el mismo orden y para las nalgas. Si tuviese heces, al abril el pañal mantenga las piernitas levantadas y limpie la zona sucia en primer lugar; después repita todo. Seque muy bien la piel con otro pañal de paño, por ejemplo. Cuando la piel de su hijo fuese más resistente, puede simplificar estos pasos usando toallitas de buena calidad.

7. Coja un pañal nuevo, ábralo, estírelo y colóquelo debajo del culito hasta la cintura

Para colocar el pañal puede variar, aprovechando para ejercitar a su hijo en vez de levantar las piernas, hacerlo girar de un lado a otro, pero atención, asegure la bancada para evitar accidentes. Aquí puede aprovechar para soplar contra la barrriga de su bebé o darle un masaje. No se olvide del pañal de paño. Si fuese necesario, debe aplicar una crema o loción, en cantidad suficiente, ya que si el bebé se moviese, la crema va para el pañal y no para el colchón.

8. Empuje el pañal entre las piernas al mismo tiempo que estira las piernitas, para ajustarlo bien y evitar fugas

Ponga el pene del bebé para abajo por el mismo motivo. Alise el pañal en la barriga y asegurándolo, empuje la punta de la parte de atrás y péguelo en la parte de frente, después la otra punta y reajuste para que las puntas queden simétricas. Debe quedar bien cómodo, sin estar demasiado apretado. Prefiera los pañales con puntas de velcro a los adhesivos.
9. Doble y cierre el pañal sucio y tírelo a la basura

Conviene que tenga un cubo debajo para los pañales al lado de la bancada de cambio. Limpie sus manos con una toallita o loción de limpieza instantánea. Si el bebé ensució los pies, límpielos también.

10. Vista al bebé siempre con energía positiva

Aunque algún paso del proceso haya sido menos bueno. ¡Va a ver que se vuelve una especialista en un instante!

Garantía

Somos reconhecidos e certificados pela gestão rigorosa de qualidade dos nossos produtos.

Entrega

Servicio de entrega rápido para que nunca le falten productos cuando más los necesita.

Forma de pago

Ponemos a disposición los principales métodos de pago online para su conveniencia.

Contacto